Proyecto de casas armables colombianas ganan reconocimiento internacional

Un proyecto para darle vivienda a los más pobres ha traído de nuevo los reflectores hacia Colombia, puesto que de la mano de su creador Óscar Méndez se ha llevado el premio Chivas The Venture.

Este reconocimiento fue entregado por Alexandre Ricard, CEO del grupo Pernod Ricard, productores del famoso whiskey Chivas. Pero no solo de halagos vino acompañado el premio, sino de un reconocimiento de USD 300.000 que se ha entregado para darle vida al proyecto y que pueda beneficiar a muchas personas.

Este premio se suma a los ya conseguidos con anterioridad, pues por el apoyo de las personas este proyecto había recibido USD 53.148 para que comenzara con su labor.

Esta no es la primera vez que Conceptos Plásticos, compañía de firma colombiana participa en este evento, pero es la primera vez que se lleva el gran premio y la tercera vez que se encuentra entre los finalistas.

En que consiste el proyecto

La idea de Óscar Méndez se podría definir como un proyecto en el cual transforma residuos de plástico y caucho en un sistema constructivo alternativo para viviendas temporales y permanentes, refugios, salones de clase, salones comunitarios y otras edificaciones.

Según Méndez “Esto no solo previene la contaminación generada por el plástico y desvía los residuos del vertedero, también los transforma en los materiales constructivos necesarios para que las comunidades puedan establecer una infraestructura física”.

chivasTheVenture_OscarPhoto

Para entender el alcance debemos primero darle un vistazo al proceso, pues primero los residuos de plástico que reciclamos se funden e inyectan en un molde para producir bloques de plástico que funcionan como piezas de Lego, permitiendo a las comunidades y familias enteras jugar un papel en la fácil construcción de sus propios hogares. Los materiales contienen aditivos que los hacen resistentes al fuego y como la estructura es a base de plástico, es resistente a los terremotos.

Este proyecto se encarga principalmente de proporcionar los materiales para que sean usados por las mismas comunidades y les da la formación sobre cómo construir sus casas usando el sistema.

En cifras reales dadas por la compañía, una casa para una sola familia es construida por cuatro personas, sin experiencia en construcción y tardan sólo cinco días para construirla. Un refugio para 14 familias es montado por 15 personas, sin experiencia en construcción, en tan sólo 10 días.

Este proyecto podría solucionar los problemas de vivienda en población vulnerable, así como dar morada digna en situaciones especiales como lo son los campamentos de refugiados o los hogares de paso.

 

Deja un comentario