De compras sin levantarse del sillón

Ir de compras es la pasión de muchas personas, ver los productos novedosos, conocer las nuevas tendencias en moda o incluso encontrar aquello que no se sabia que estábamos buscando puede generar una sensación de satisfacción.

Pero ahora la posibilidad de ir de compras por cualquier tienda del mundo sin restricción y que los productos nos lleguen a la puerta de la casa es una realidad del mundo tecnológico. Sólo estamos a unos pequeños pasos de conseguir nuestro propio casillero virtual y colocar los engranajes para que nuestras mercancías lleguen directo a nuestras manos.

Así que pasar las páginas por las ofertas de Amazon o de Walmart no se quedará en solo un ejercicio para recoger información, en su lugar se transformará en la completa experiencia de compra como en cualquier centro comercial solo que sin tanto caminar.

Para realizar compras online debemos contar con 2 elementos: una tarjeta de crédito habilitada para compras internacionales y un casillero virtual redirigido a la dirección de nuestro hogar.

Cualquier banco puede ofrecer tarjetas de crédito pero el usuario debe hablar previamente con su entidad bancaria acerca de activar la posibilidad de realizar compras internacionales y en moneda extranjera.

Normalmente las entidades bancarias bloquean estas funciones a menos que el cliente especifique que desea usarlas, por lo cual las personas deben ser muy claras acerca de para que los van a usar y así evitar incómodos bloqueos.

Además, los usuarios deben cerciorarse que su tarjeta sea válida para los sitios de compra que va a frecuentar, por lo cual no esta de más saber que las tarjetas más comúnmente aceptadas en los establecimientos son Visa, Mastercard, American Express y Discovery.

Aún así, si no se tiene acceso a una tarjeta de crédito también se puede crear una cuenta de Paypal en la web, la cual puede ser recargada en algún Efecty con un saldo definido para mantener mayor control sobre nuestros gastos.

Una vez conseguida la tarjeta de crédito debemos obtener un casillero virtual. La función del casillero es de servir de punto de entrega en el extranjero para las compras por Internet y desde allí direccionarlas y reenviarlas a la dirección de su hogar. Esto es extremadamente útil debido a que muchas tiendas online no realizan envíos fuera del país donde operan por lo cual estamos ampliando el número de sitios de los cuales podemos ordenar.

Cabe agregar que con un casillero virtual el usuario termina pagando un valor muy bajo por el transporte de sus compras, puesto que se el recargo se calcula con base al espacio físico que ocupan y el peso en kilogramos de los envíos. A su vez, de esta manera el comprador se olvida de los trámites aduaneros de los cuales se encarga la compañía que ofrece el servicio.

Para conseguir un casillero virtual el usuario solo debe acercarse a su servicio de entrega de paquetes predilecto y solicitarlo. Las diferentes compañías poseen diversos planos a los que acogerse como Servientrega que denomina su servicio Global Box y que entre sus características incluye la entrega de los paquetes en un máximo de 72 horas de recibidos, así como un peso máximo de 50 kilos y un valor declarado máximo de USD 2.000 por envío.

Deja un comentario